Crisis del sector salud

HPA5S78FD9ARISMENDY_DIAZ_SANTANA._EL_AUTOR_es_especialista_en_seguridad_social._Reside_en_Santo_Domingo.

Con la misma atención, compromiso y disposición gerencial que lo hace cada domingo, el Presidente Danilo Medina debería escuchar los urgentes reclamos del Sector Salud. Un pacto social basado en: 1) un aumento gradual del presupuesto; 2) fortalecimiento de la capacidad gerencial; 3) asignación de los recursos en función de la demanda de los servicios y del desempeño del personal; y 4) inicio de la reingeniería del sistema de salud, como lo disponen las leyes 42-01 y 87-01. Para muestra, bastan dos botones.

En la Maternidad Nuestra Señora de La Altagracia, uno de los hospitales públicos más emblemáticos, el hacinamiento llega al extremo de colocar cuatro parturientas en una misma cama y cinco niños recién nacidos en una misma cuna, con alto riesgo de contaminación, y falta de privacidad de las mujeres, según informaron los médicos del Centro al Colegio Médico Dominicano (CMD), quienes hacen bien poniendo al desnudo esta lamentable situación.

Abundan las precariedades y las filtraciones son más evidentes en las áreas de parto, pre parto, cirugía, perinatología, imagenología, laboratorios, patología y consulta externa, con camas inservibles, colchones rotos y sin sábanas. En adición, más de 50 hospitales y centros de salud han reducido sus servicios, debido a remodelaciones detenidas durante meses por la falta de pago de las cubicaciones, según informaron varios ingenieros a cargo de las obras.

El doctor Julio Amado Castaños Guzmán, presidente del Patronato del Hospital General de la Plaza de la Salud, lamentó que millones de dominicanos, pensionados y envejecientes sigan sin servicios de salud. “La inversión en salud del Estado es muy pobre y está mal orientada, si se toma en cuenta que el 80% es para la medicina curativa y que el aporte es apenas el 1.9% del Producto Bruto Interno”.

Consideró que el sistema de salud se caracteriza por un gran debilitamiento del Ministerio como entidad rectora, con un modelo de gestión inadecuado, centralizado, barreras de acceso, y deficiencias en la calidad del servicio. Además, que el personal está desmotivado, desactualizado, con deficiente entrenamiento y poco compromiso; y que el sistema de evaluación es deficiente y carece de adecuados incentivos y reconocimientos al personal.

El doctor Jesús Feris Iglesias, coincidió con el Presidente de la Plaza de la Salud, y agregó que sistema de salud está fragmentado, no prioriza la calidad del servicio a las personas, ni cuenta con un presupuesto como lo demanda el sector salud. Además, criticó el inicio del SFS sin el primer nivel de atención, ni el universo de las estancias infantiles.

El Presidente Danilo Medina inició su período gubernamental visitando algunos centros de salud donde comprobó directamente sus deficiencias, carencias y limitaciones.  Y dispuso cambios. Ahora debería escuchar, con la misma atención, compromiso y disposición gerencial que lo hace cada domingo, los reclamos del Sector Salud.

No basta con un cambio de funcionarios. Además, es necesario extirpar el tumor de raíz. Se trata de una crisis tan profunda que sólo podrá ser superada con un pacto social que consigne un aumento gradual del presupuesto; la asignación de los recursos según la demanda de los servicios y el desempeño; el fortalecimiento de la capacidad gerencial; y el inicio de la reingeniería del sistema nacional de salud como lo disponen las leyes 42-01 y 87-01. Ojalá las autoridades superiores transformen este problema en una oportunidad fecunda.

jpm

About the Author

Leave a Reply

*