Grupos de ahorro…………..Autora: Margarita Cedeño de Fernández

 

MARGARITA

Una de las estrategias más innovadoras que hemos podido implementar en las políticas sociales ha sido la de los Grupos de Ahorro, una metodología que mediante la promoción del ahorro fomenta el hábito de la disciplina, la puntualidad y la unidad entre los miembros de una comunidad.

El modelo ya impacta a más de 10.5 millones de personas en 65 países del mundo, y en nuestro país ha sido implementado por el Gabinete Social con el apoyo de la Fundación Capital y de distintas instituciones financieras del país. En la actualidad, en la República Dominicana hay 500 Grupos de Ahorro con más de 10,000 miembros activos, de los cuales 118 grupos corresponden a Progresando con Solidaridad.

Lo innovador de este interesante método es que pretende formar parte de un sistema de protección social transformativa, puesto que promueve el derecho de los más pobres a obtener servicios financieros de calidad que les permitan impulsar sus proyectos personales, familiares y profesionales.

Los Grupos de Ahorro son parte del desafío de la inclusión financiera, que en palabras de Yves Moury, Presidente de Fundación Capital, “es un desafío monumental, ya que hay 2,500 millones de personas en todo el mundo que no tienen acceso a servicios financieros de calidad, diversificados, bien diseñados y de precio razonable”. ¿Por qué? Sencillamente porque los más pobres requieren de un capital inicial para poder bancarizarse y formar parte del sistema financiero formal.

Los Grupos de Ahorro ayudan en ese sentido, puesto que la metodología contempla que cada grupo de ahorro pase a formar parte del sistema financiero nacional, lo que a la vez constituye un gran aporte a la economía.

La implementación de este proyecto ha convertido al programa de Transferencia Monetaria Condicionada de nuestro país –Progresando con Solidaridad, en el único programa de su tipo en el mundo que incluye un componente de grupos de ahorro, lo que nos convierte en pioneros a nivel mundial.

La importancia de promover el ahorro, especialmente entre las familias de escasos recursos del país,  no reside tan solo en el aporte económico para las familias y para la economía nacional, sino que también construye en los miembros de la sociedad un sentido de solidaridad, pertenencia y responsabilidad que mejora las relaciones interpersonales.

En una investigación realizada por la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema de Colombia, se plantea que “la Bancarización y el Ahorro…permiten que los hogares generen mecanismos de protección frente a situaciones hostiles.”

De igual manera, la participación activa en grupos comunitarios y el ejercicio de liderazgo “incrementa la posibilidad de ahorro”, lo cual se confirma en el caso de República Dominicana en los Grupos de Ahorro que hemos formado.

Para los más pobres, el ahorro es una condición indispensable para mejorar sus vidas, queda del Estado y del sistema financiero nacional, facilitar las condiciones que permitan a los que menos tienen poder de ahorrar, sin necesidad de recurrir a herramientas costosas y usureras.

Al ahorrar como grupo, explica la FAO en un documento reciente, “los miembros pueden protegerse contra exigencias financieras no deseadas procedentes de amigos y familiares. Esto es importante en muchas zonas rurales donde hay intensas presiones familiares y sociales para compartir todos los recursos.”

Promovamos el ahorro como política pública para construir nuevas capacidades en las familias dominicanas.

About the Author

Leave a Reply

*