Libre de Gluten, ¿qué significa?

image_content_8061400_20170330101130

Una tendencia con gran alcance a nivel mundial es comer saludable y perder peso. En esta línea, han surgido una serie de vertientes con la intención de llamar la atención del consumidor y lograr una compra masiva de productos con esta finalidad.

Cuando leemos la etiqueta en el empaque de un alimento, siempre leemos lo llamativo, lo que

resalta, normalmente se leen cosas como: “sin azúcar”, “sin grasa”, “sin colesterol”, “ligero” y también “sin gluten” (gluten free).

Debido a la presencia importante de tal concepto, aclaremos su valor y significado.

El gluten es una proteína que se encuentra presente en algunos cereales como el trigo, cebada, centeno, y en algunos casos en la avena (por contaminación cruzada) cuyo uso se masificó por la facilidad que provee para que la masa de harina se adhiera mejor y esto de alguna forma favorece la elaboración del pan.

La enfermedad celíaca es un desorden autoinmune (que lo produce el propio organismo) intestinal de origen genético principalmente, cuyos síntomas aparecen por la ingesta de algún alimento con gluten. Se produce entonces, un proceso inflamatorio en el intestino delgado, que conduce a la alteración de las vellosidades intestinales, alterando de una manera negativa la forma en que se absorben los alimentos ordinariamente y a la aparición de malignidad a este nivel.

Está ampliamente demostrado que la enfermedad celíaca es detonada por el gluten, y la cantidad mínima de gluten necesaria para inducir la aparición de síntomas no está clara, sin embargo existen ya cantidades específicas documentadas tanto para el paciente diagnosticado como para el paciente sin la enfermedad.

En la literatura, se reporta una prevalencia de 1 por cada 100 pacientes que puede desarrollar la alteración, pero la realidad es, que por el alto costo de la prueba diagnóstica, existe una gran cantidad de personas que desconocen que padecen esa enfermedad.

Es importante aclarar que una dieta “libre de gluten” significa que la cantidad de éste en el alimento está por debajo de un determinado punto y no necesariamente que no lo contiene. Esta reglamentación proviene de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Luego de aclarar de qué se trata el gluten, su impacto en la salud, y la dieta, resaltemos también su valor nutricional en calorías. Por ejemplo, si dos rebanadas de pan (regular) contienen 100 calorías, tendrá igual número de calorías el pan sin gluten. Esto significa, que aunque posea una mejor absorción intestinal, debemos limitar la proporción consumida, pues el exceso de calorías es responsable del sobrepeso y la obesidad.

Será de gran valor, que en nuestra búsqueda por una alimentación saludable, llevemos buenos conocimientos para alcanzar esos objetivos.

About the Author

Leave a Reply

*