Sánchez Roa dice Punta Catalina reducirá pérdida de energía

SANTO DOMINGO.- El senador Adriano Sánchez Roa afirmó que con la entrada en operaciones de las plantas de Punta Catalina, el Presidente Danilo Medina reducirá la pérdida anual de US$1,300.0 millones que en perjuicio de los consumidores y del Estado, provocan los subsidios del gobierno central y las elevadas tarifas a los hogares e industrias.
FE0C67BC-6C4B-4F90-8C41-9B107BA377E2_jpg__680__460__CROPz0x680y460
Explicó que por esta razón sectores vinculados a la generación eléctrica, que actúan esencialmente como comerciante y no con la visión de país, opuestos a las plantas de Punta Catalina, en busca de abortar o “comprar” esta extraordinaria obra eléctrica, hacen causa común con los grupos políticos opositores.
Sánchez Roa reveló que desde el año 2000 a la fecha los gobiernos han tenido que aportar alrededor de US$9.0 mil millones como subsidio, transferidos de las recaudaciones que hacen los dominicanos o acudiendo fondos externos, lo que ha limitado un mayor despegue de la economía dominicana.
“Los dominicanos hemos forjado una nación para disfrutar de un precio del kilovatio hora que no supere los 6.5 centavos de dólar, en vez de lo duplicado y triplicado que hoy nos cuesta, y ahí el afán del presidente Medina en que el Estado tenga en sus manos con las plantas de Punta Catalina, una cantidad de generación que permita incidir en precios justos y sin subsidios”, dijo.
De acuerdo a Sánchez Roa, los generadores están preocupados porque verían reducir sus altas ganancias, ya que la entrada en operación de las plantas de carbón de Punta Catalina, provocará una disminución del costo promedio de generación y, consecuentemente se podrá reducir el subsidio estatal y los precios a los consumidores.
“Hoy observamos que fruto de los altos costos en la generación, en el presupuesto del 2017, está previsto un subsidio al sector eléctrico de RD$31,499 millones, equivalente a 1% del PIB nominal, lo que limita al gobierno a enfrentar las necesidades de salud, infraestructuras, agricultura, etc. que reclama la población”, aseguró.
Precisó que las plantas de Punta Catalina son un reto de la nación, pues además de los perjuicios a los padres de familias, a la industria que persiguen crecer, la situación está causando costos inflados en las millares de microempresas, que para operar tienen que agenciarse un servicio propio de energía, lo que le duplica la inversión en esta área.
Afirmó que ante la nueva política que ejecuta el Presidente Donald Trump de protección interna de las empresas norteamericas, los productores e industriales locales están obligados a mejorar su competitividad, pero si no logran adquirir energía segura y de calidad a precios equilibrados, no podrán tener éxitos en favor propio y del país.
of-am

About the Author

Leave a Reply

*